Sin categoría

Así es nuestra familia, sexagésima novena historia.

26 de Septiembre de 201X

ASÍ ES NUESTRA FAMILIA
Por Aleksandra y Sanacja Pilsudki

Nosotras, como todos los niños, tenemos un padre y una madre, pero sería muy incómodo para nosotras hablar de ellos. Nuestra madre desapareció hace tiempo y nuestro papá solo trabaja sin parar para conseguir comida para nosotras dos. Por eso vamos a hablaros de nuestra otra familia: Las Bullying girls.

Nuestra jefa se llama Mao y es una rubia asiática que lleva ropa rara todos los días. Para ser la mandamás es una vaga de cuidado, tiene la capacidad de estar viendo la televisión durante horas sin pestañear. Pero hemos comprobado por sus antiguas compañeras de institutos que lucha como Jackie Chan y ha derrotado a un montón de peligrosos abusones y todas personas de mucho cuidado. Ponemos una anécdota de cómo es su liderazgo:

Un día, todos peleábamos por el mando. Unas querían ver un programa para niños chicos. Nosotras queríamos un programa de acuerdo con nuestra edad. La discusión no tenía fin y se estaba volviendo tan peligrosa que la jefa tuvo que actuar:

― ¡Dejen de pelear por la tele! ¡Qué quiero paz en mi casa! ― Y al gritar estar palabras, todos nos dimos cuenta de que estábamos peleando por cosas estúpidas e hicimos las paces, y la paz volvió a nuestro grupo de chicas delincuentes.

La segunda de a bordo, la persona en quién más confía nuestra jefa, es Martha Malan, otra rubia con ropa rara y peinado chulo, pero inteligente, porque siempre lee libros difíciles, dice cosas de científicos y siempre saca buenas notas.

Y también es muy guay, no solo porque nos hace los deberes, sino por cosas como éstas:

― ¡Una cucaracha! ¡Oh, Dios mío! ―

Con estas palabras vino el caos, porque todos vimos esa vil criatura y nos pusimos a temblar de miedo, incluso la jefa. Todos menos Malan. Quién se acercó a ese monstruo:

― ¡Malan, aléjate de eso! ―

Le gritaron, pero ella no les hizo caso, es más le sacó una foto y luego lo atrapó con un vaso, cogió una jaula para bichos y lo metió ahí. A todos nos asombrado el coraje que demostró contra eso, y nos sorprendió que fuera capaz de llevárselo consigo a su casa para estudiarlo y observarlo.

Josefina es la que dio fama a este grupo singular y es quizás la más ingenua y tonta de todas. Dice ser mexicana, pero apenas puede hablar español. Aunque habla de una forma muy graciosa. Tiene el poder de dejar en blanco a los demás cuando empieza a hablar sin parar, es un ataque demoledor. Y estamos muy agradecidas por ella, porque nos compró una PS4:

― ¡Jo, yo también quiero ayudar a los pobres! ―

Eso dijo, tras un documental de cómo un misionero de Angola, algún sitio raro de África; se dedicaba a ayudar los huerfanitos y le entraron las ganas. Entonces, como nosotras también somos muy pobres, le dijimos que nos ayudase:

― Queremos una PS4. ―

Ya que dijo eso, le pedimos lo que nos iba a ayudar, una PS4; y ella con el deseo de ayudar a los pobres, se gastó todos los dineros de la universidad que estaban ahorrando desde hace años para cómpranosla. Y fuimos felices, a pesar de que nuestra jefa nos regañase y decidió darle el mismo dinero que se gastó Josefina. A pesar de todo, gracias a eso, tenemos en nuestra base una consola de última generación, así que todas salimos ganando.

Jovaka es una chica que siempre está pegada a la jefa y eso hace que sean muy sospechosas, seguro que hay una relación prohibida entre ellas.

Y es mucho más sospechoso cuando ella solo toca a ella, a las demás ni se acerca ni quiere que nos acerquemos. Esto es un buen ejemplo:

― ¡Socorro, no quiero estar aquí con ellas! ―

Eso decía lloriqueando y temblando como un flan mientras golpeaba a la puerta sin parar. El chiste es que ella entró a hacer sus necesidades sin darse cuenta de que nosotras estábamos buscando herramientas para ponernos bellas. Dio un gran grito y cuando intentó abrir la puerta que cerró nos dimos cuenta que nos habíamos quedado atrapado. Estaba actuando como si nosotras fuéramos unos monstruos. Fue muy divertido ponerle caras malas, actuar como zombis y decirle cosas feas, porque estaba tan aterrada que daba risa.

En nuestro grupo no discriminados a las chicas con discapacidad, por eso Alsancia-Lorena está con nosotras. Lo genial de ella es que hablar con las manos y los brazos, literalmente. A eso lo llaman lenguaje de los signos y queda genial usarlo, tanto que le hemos pedido que nos lo enseñe. Apenas puede hacer nada y su salud es muy delicada, y esta anécdota es un buen ejemplo:

― ¡Wow, qué lindo! ―

Eso dijimos las dos cuando vimos un perrito mientras estábamos ayudando a Alsancia a llevar las bolsas de la basura. Era una monada y se le acercó a Alsacia, y ésta se puso acariciarla. Nosotras, también. La cuestión es que al cabo de un rato se puso muy enferma y la tuvimos que llevar al hospital. Ahí descubrimos que Alsancia tenía alergia a los perros.

La base de nuestro grupo es la misma casa de nuestra jefa, y ésta escondida, detrás de una tienda de viejos. Mao tiene contratado para el mantenimiento a una familia rubia de canadienses, que está formaba por una chica joven, Clementina;  su primo, Leonardo; y su hija Diana. Dicen que él y ella que solo tienen una relación entre primos, pero nosotros sospechamos que son pareja y que la niña es su hija. Y seguro que se fueron de Canadá porque pillaron su amor prohibido.

Clementina lleva tiempo preocupada por su peso, pero nunca hace nada, y es divertido asustarla. Con decirle cosas feas puedes ser capaz de no salir a la calle por temor que le pase algo malo. Por ejemplo, esto:

― ¡Hey, sabías que hay anacondas sueltas por el barrio! ―

Eso le dijimos, al verla volver de compras, y tardó una semana en salir a la casa. A pesar de que la jefa nos obligó a decirle que eso era mentira, no pudo quitarse el miedo e impedía que su hija saliese de la casa.

Diana es una enana que no ha ido al colegio aún, y no habla muy bien, pero es una chica genial. Es muy divertido jugar con ella a los espías y nos ayuda mucho en nuestra recopilación de información:

― Tomen esto, es el sugetadol de mi mamá. ―

Esto nos dijo cuando consiguió finalizar sin fallos la importante misión de saber la talla que usa su madre, porque es una verdadera tetona, y era muy importante saberlo. Gracias a ella descubrimos que el enorme busto que tiene y que no vamos a decirlo porque es un secreto.

El primo es el que hace de dependiente en la tienda esa para viejos, está ahí gran parte del día, esperando clientes. Sí, hay clientes, pocos, pero los hay; para comprar esos cachivaches y a mucho precio. Es un robo, pero nuestra jefa se nutre gracias a eso. Durante gran parte del tiempo, está con el móvil metido en las redes sociales o durmiendo, y en su tiempo libre está con su prima.

Pues bueno, todos nosotros formamos una gran familia, pasamos ratos juntos, luchamos juntos, nos burlamos entre nosotros juntos, lloramos juntos, nos divertimos juntos, etc. Nosotras ya formamos parte y fue una gran idea unirnos con ellas, son muy agradables para ser un grupo de adolescentes delincuentes.

Con todo esto dicho, y porque ya estamos cansadas de escribir, terminamos está tarea de clase.

FIN

 

Anuncios
Estándar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s